Consejos para hacer pan sin gluten en panificadora

Puede ser un reto tratar de vivir sin tomar gluten, especialmente cuando eres un amante del pan. La salud manda, y lo que debemos tener claro es que hay muchas posibilidades y alternativas  que podemos poner en práctica para disfrutar de uno de nuestros alimentos básicos favoritos: el pan. Tanto en dulce como en salado, siempre podremos encontrar una receta adecuada y libre de gluten.

Hacer pan para celíacos en una panificadora es un proceso que tiene algunas peculiaridades.

Controla las etiquetas

Hoy en día, cualquier alimento tiene un grado de procesamiento muy superior al que suele aparentar. El propio pan, las galletas o la pasta, contienen más “ingredientes” de los aparentes, en muchos casos.

Es responsabilidad tuya el que te cerciores de que el alimento en cuestión no tiene gluten, ya que el trigo no es el único cereal que lo contiene. El gluten también está presente en:espelta, centeno, cebada,avena o kamut (entre otros).

Las harinas sin gluten

A la hora de realizar una receta de pan para celíacos, debes tratar de ajustarte a las proporciones que se indiquen en la receta. Aún así, la elaboración de harinas sin gluten está en constante evolución; esto nos va a plantear un pequeño inconveniente, ya que una vez que tienes controlada una determinada receta, es posible que tengas que volver a ajustar alguna cantidad de algún ingrediente.

Una misma receta puede resultar muy distinta según se haga con una marca de harina o con otra. Tu tarea es experimentar y descubrir cómo funciona cada tipo de harina sin gluten. Así, podrás hacer muy buenos panes con tu máquina.

Consejos para hacer pan sin gluten en la panificadora

  • Ten cuidado con la higiene de la máquina. Lo mejor es que uses la panificadora solo para hacer recetas sin gluten. De lo contrario corres el peligro de que se “contamine” tu receta con restos que hayan quedado de un pan anterior hecho con trigo.
    Cuando hacemos pan, suele saltar harina a las paredes y a la tapa de la panificadora. Asegúrate de que eliminas todos esos restos (en caso de que estés usando la panificadora para recetas con trigo o similar).
  • Necesitas más cantidad de agua. La masa hecha a partir de harina sin gluten es menos elástica y necesita más agua que la harina de trigo. Debemos lograr una consistencia parecida al helado.
    Si estás siguiendo una receta sin gluten, trata de que a consistencia sea la adecuada (añade más agua o más harina según sea necesario)
  • La masa elaborada con harina sin gluten suele ser más pegajosa. Usa algún utensilio apropiado (no metálico) si tienes que sacar la masa de la cubeta de horneado. Es normal que se pegue más este tipo de masa.
  • Si durante la fase de mezcla y amasado, se pega la harina a las paredes de la cubeta de amasar debes tratar de incorporarla hacia abajo con una espátula.
  • Mejor no usar el temporizador (programar el inicio de la elaboración a partir de una hora una vez que hayamos puesto los ingredientes) ya que el contacto prolongado de los ingredientes haría que el resultado final no fuera bueno. Las harinas sin gluten llevan una serie de aditivos que al entrar en contacto con otros ingredientes reaccionan.
  • Saca el pan una vez que hayas acabado. La mayoría de las panificadoras tienen un mecanismo que mantiene el pan caliente durante una hora una vez que se ha terminado de hornear. En las recetas de pan sin gluten es mejor que lo saques cuanto antes (y lo pongas en una rejilla) porque de otro modo se humedecerá demasiado.
  • El pan sin gluten envejece muy rápidamente y pierde parte de sus propiedades. Si te lo comes dentro de las 6 horas siguientes a su cocción es cuando está más bueno. Puedes calentarlo en una tostadora o en el microondas para que recupere su fragancia inicial.
  • Puedes congelarlo y aplicar el punto anterior (calentarlo o tostarlo) para disfrutar de tu pan en todo su esplendor.

Trackbacks

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Puede ser un reto tratar de vivir sin tomar gluten, especialmente cuando eres un amante del pan. La salud manda, y lo que debemos tener claro es que hay muchas posibilidades y alternativas  que podemos poner en práctica para ..…

Deja un comentario